Si tu trayectoria profesional ha sido larga y lo suficientemente especializada, estoy segura de que tienes un arsenal de conocimientos estancados de los que posiblemente no estés sacando provecho en este momento.

Y lo mismo te digo si a lo largo de tu vida te ha apasionado realizar ciertas actividades en tu tiempo libre personal y te has dedicado a practicar un hobby hasta la saciedad hasta convertirte en el mejor.

Con los años has ido adquiriendo experiencia y conocimientos en multitud de temas. Tienes una base de sabiduría (o como diría un gran amigo mío, un poso) que reúne todo tu saber hacer y tu experiencia, y que es muchísimo mayor de lo que te crees.

Se trata de tu Know-how particular.

Etimológicamente, el Know-how se define como “saber cómo hacer algo fácil y eficientemente: experiencia”, es decir, la práctica prolongada que proporciona conocimiento o habilidad para hacer algo.

Hay muchas personas, empresas y profesionales que desconocen toda esa información que posees y que probablemente te pagarían por aprender todo lo que tú ya sabes.

Piensa por un momento en todo el tiempo, el dinero y el esfuerzo que has empleado para llegar al lugar donde estás, y te darás cuenta de que esta inversión -aunque el camino haya resultado duro en algunos momentos- ha valido la pena.

Esta inversión te ha traído a adquirir importantes habilidades y a posicionarte como un experto con un alto grado de conocimiento.

Podrías sacar partido de tu conocimiento y convertir toda esta sabiduría en una rentable fuente de ingresos. Simplemente debes poner tu conocimiento en valor, y ofrecérselo a tu mercado potencial.

 

Las 4 Fases Para Generar Ingresos A Través De Tu Conocimiento:

1. Analiza En Qué Eres Experto

Da igual el sector en el que te encuentres e incluso los títulos académicos de que dispongas. A veces es más interesante lo que puedes aportar con tu experiencia que con un papel que acredite tu titulación. Por ejemplo supongamos que eres técnico reparador de estufas o modista. Puedes hacer dos cosas:

  • Dedicarte a reparar estufas por cuenta propia o bien como asalariado para otra empresa (cosa que no te recomiendo); y hacer vestidos y arreglos para otros, intercambiando tu tiempo por dinero.
  • O bien, rentabilizar todo el conocimiento que tienes y ponerlo a la disposición de otros a cambio de una contraprestación.

 

2. Clasifica Tu Conocimiento

Una vez identificado el foco de tus conocimientos es el momento de organizarlo por secciones, por subtemas, por niveles, por categorías, etc. Clasificar e inventariar tu conocimiento es fundamental por varios motivos:

  • Te permite tomar consciencia de todo el conocimiento real que tienes (curiosamente solemos pensar que sabemos menos de lo que sabemos).
  • Te permite empaquetarlo en forma de productos o servicios de diferentes tipologías y niveles según el público al que te dirijas.
  • Te permite analizar y dar un valor económico a este material.

 

3. Empaquétalo y Véndelo Por Bloques

Tu mercado va a ser clave a la hora de empaquetar tu conocimiento.

Teniendo en cuenta sus necesidades y su nivel adquisitivo es posible que les interese un tipo de producto o servicio en lugar de otro.

Hablamos por ejemplo de la venta de servicios personalizados (como la formación personalizada en casa del cliente, las mentorías o las consultorías) o de la venta de cursos y otros productos digitales de gama baja o media.

Una vez empaquetado en diferentes formas es el momento de ponerlo a la venta. Puedes hacerlo en sesiones presenciales, en forma de cursos con entregas semanales, o subdividiéndolo en minicursos de una sola entrega.

 

4. Ofrécelo mediante Herramientas Online

Internet y las herramientas online han facilitado enormemente la distribución y venta de cualquier producto o servicio.

Aunque es evidente que puedes empaquetar tu conocimiento y ofrecerlo a través del sistema tradicional, en el que disponías de un local, y tu mercado llegaba a ti para contratarte y efectuar el acto de compra-venta in situ, las cosas han cambiado.

Esta estrategia, muy valorada y fructífera durante muchísimo tiempo, ya ha quedado obsoleta.

Es el momento de aprovecharse de las nuevas tecnologías que facilitan la automatización y sistematización de la venta de todo tu conocimiento.

Aunque tu presencia sea necesaria en función del tipo de producto o servicio que vendas, ya no necesitas estar presente en muchos de ellos, y en el caso de estar presente puedes hacerlo a distancia.

Utiliza herramientas como las videoconferencias, los envíos automatizados o la gestión de cobros online. Da rienda suelta a tu imaginación.

Hay muchísimas maneras a partir de las cuales puedes sacar partido a tu experiencia y conocimiento, y así conseguir nuevas fuentes de ingresos para tu negocio o incluso crear un nuevo negocio en torno a él.

¡Ahora es tu turno!

Déjame tu comentario en la zona de comentarios y si te ha gustado el artículo compártelo con tus amigos y conocidos en las redes sociales. Con este sencillo gesto puedes ayudar a muchas personas. ¡Tienes los botones para compartir más abajo!

 

mockup-613-audioguia-7-claves-escalar-negocio-digital-500

¿ESTÁS ESTANCADA Y NECESITAS DAR UN IMPULSO A TU NEGOCIO? 

Descarga esta AUDIOGUÍA GRATUITA y descubre las 7 CLAVES DEFINITIVAS que te permitiran ESCALAR TU NEGOCIO en el medio digital, mejorar tus resultados y vivir muy bien de tu conocimiento.