¿Te gustaría saber cómo crear relaciones exquisitas con tus clientes ideales, que te permitan ofrecer tus propuestas y convertirlos en clientes reales?

¿Conoces el proceso para convertir clientes potenciales en clientes dispuestos a escuchar lo que tienes para ellos?.

Quiero comenzar diciéndote algo de vital importancia para tu negocio. Puede que te duela, pero debes saberlo porque se trata del eje sobre el cual se sustenta todo.

No le importas a nadie.

Siento ser tan dura, pero es así.

Como emprendedor o profesional independiente existe algo mucho más importante que tú, tu negocio o tus productos y tus servicios.

Te hablo de tus clientes.

La razón por la cual los negocios crecen o mueren.

Porque estarás conmigo en que sin clientes no hay negocio, ¿verdad?

Pero a pesar de esta evidencia, conseguir clientes reales dispuestos a invertir en ti y en tu negocio no se consigue de la noche a la mañana.

Requiere de un proceso.

Un proceso íntimamente relacionado con la psicología humana.

Y es que las personas no compramos de buenas a primeras al primero que aparece por nuestro camino.

Necesitamos más.

Necesitamos saber sobre esa persona o empresa y conocer su trabajo más a fondo.

Necesitamos algo de tiempo para asimilar de quién se trata y cómo puede ayudarnos antes de tomar la decisión de invertir en él.

Y a tus clientes les pasa lo mismo.

Quieren saber quién eres. Pero más que eso, quieren saber cómo puedes ayudarles.

Necesitan pasar por una serie de etapas que le lleven a entablar contigo una relación sincera de manera natural, y tendrás que ser tú quien les guíe en función del objetivo que tengas en cada fase del proceso.

¿Vender?

Sí pero no.

O no pero sí.

Está claro que al final todo negocio desea generar ventas.

No obstante, en este momento tu objetivo va más allá.

No se trata tanto de venderles como de darles seguridad y generar una relación de confianza.

Y en este proceso tendrán que pasar por una serie de etapas:

 

En primer lugar tendrán que conocerte

Para que te conozcan es necesario que seas omnipresente.

Va en serio. Tienes que estar en todos los sitios.

Necesitas poner en marcha todas las estrategias de marketing que conozcas (y que vayan acorde a tus valores y filosofía como empresa) para atraer a esos clientes potenciales a tu negocio.

Debes implementar un marketing efectivo que haga crecer día a día la cantidad de personas que te conozcan. 

 

En segundo lugar tendrás que gustarles

Aunque en un primer momento hayas procurado llegar al máximo de personas posibles dentro de tu nicho o mercado potencial, es inevitable que sólo una parte de ellos mostrarán interés en ti.

Serán aquellos con los que has sintonizado rápidamente. Y es que, quieras o no, no podrás gustarle a todo el mundo.

Si te fijas en tu vida cotidiana te darás cuenta de que en tu día a día sueles relacionarte con aquellas personas con las que sientes cierta simpatía, con las que empatizas, con las que conectas con facilidad. Son personas con las que compartes la misma visión de la vida.

Vamos, simple y llanamente, que te caen bien.

 

En tercer lugar tendrán que confiar en ti

¿Cómo hacerlo?

Demostrándoles que sabes de lo que hablas. Dejándoles catar parte de tu conocimiento para que se convenzan de que eres la persona adecuada que solucionará sus problemas o sus inquietudes.

 

Pasadas estas tres etapas esto es lo que sucederá:

  • Tú estarás en condiciones de hacerles una oferta
  • Y ellos estarán preparados para recibirla y tenerte en consideración

La realidad es que es muy difícil que tus clientes potenciales compren tus productos o contraten tus servicios si antes no han recorrido este camino que les de la seguridad suficiente como para plantearse ir más allá.

Ya sabes, como el período de noviazgo antes de la boda… 🙂

Y tu estrategia debe ir enfocada en ir cambiando esta percepción que tienen sobre ti, para que logres pasar de ser un total desconocido a ser una persona cercana y de confianza.

Casi como uno más de la familia.

 

¿Pero cómo conseguir que tus clientes potenciales hagan ese recorrido y se sientan listos para recibir tus ofertas?

Éstas son las 3 vías que te propongo a través de las cuales darte a conocer, conectar y fidelizar a estos clientes potenciales para que se sientan listos para escucharte y abiertos a tus propuestas.

Estos canales no son independientes. Cada uno de ellos está relacionado con una parte de este proceso, pero sólo la combinación de los tres te ayudará a conseguir los resultados que deseas.

 

#1 Tu Blog

Ésta es la primera vía que te va a ayudar a iniciar esta relación.

Tus publicaciones en tu blog, esos artículos dirigidos a tu cliente ideal, van a ser el motivo más grande para que se acerquen a ti y a tu mundo. Para que te conozcan.

Unir la publicación en tu blog de contenidos interesantes y relevantes para tu público, junto a una buena estrategia de tráfico que lleve visitas a tu terreno, hará que pases de ser un desconocido a aparecer en el radar de muchas personas que hasta entonces no sabían de tu existencia.

Además, tu blog te va a permitir mostrarte como una persona accesible, como alguien verdaderamente cercano. Y esto puedes conseguirlo estando presente en los comentarios que se vayan generando en cada una de tus publicaciones, participando activamente en ellas y respondiendo a aquellas personas que muestren su interés contribuyendo y opinando.

 

#2 Las Redes Sociales

Éstas son otro canal súper interesante para crear esa conexión con tus seguidores que te permita avanzar en el proceso.

Cuando una persona hace “Like” o “Me Gusta” en tu página de fans o te sigue en cualquiera de tus redes, es una buena señal de que lo que compartes le gusta, le atrae o le interesa.

Así que te propongo que comiences eligiendo aquellas redes que sean más idóneas según el perfil de tu cliente ideal, y que a continuación pongas en marcha una estrategia de contenidos y un plan de acción a través del cual aportarle contenido de valor, interesante, útil o simplemente motivador, que genere conversación y propicie ese “engagement” que buscas y que será fundamental para potenciar esa relación y llevarla a otro nivel.

 

#3 El Email Marketing

Una vez logres la llegada constante de visitantes a tu sitio web, lo que se conoce como “tráfico”, debes procurar incentivar a esas visitas para que entren en tu mundo.

La mejor manera es animarlos a que se apunten a tu newsletter, lo que te permitirá llevar esa relación a otro nivel más avanzado.

Se trata de una vía clave dentro de tu estrategia ya que este canal te va a ayudar a nutrir esa relación con las personas que lleguen a ti atraídas por tus contenidos.

Una vez en tu territorio tendrás la posibilidad de generar esa confianza de la que te hablaba antes.

Tus comunicaciones periódicas van a ser clave para acercarte a ellos de manera regular y mostrarles qué es lo que tienes para ellos.

Van a ser clave para crear ese vínculo contigo y con tus propuestas.

Serán clave para profundizar en estas soluciones de una manera más íntima y personal y, de este modo, ayudarlos y orientarlos para que puedan pasar a la acción y se decidan por la opción que más se adapte a sus necesidades.

 

Quizás te interese esta Mega-Guía Práctica donde descubrirás cómo crear y/o aumentar tu lista de suscriptores (incluye herramientas y estrategias).

 

 

Y tú, ¿qué me dices?

¿Cuál es el proceso que utilizas para convertir a tus clientes potenciales en clientes reales? ¿Utilizas actualmente estos tres canales para entablar una relación próspera con tus clientes potenciales?. Deja tu comentario más abajo y cuéntame.

 

mockup-613-audioguia-7-claves-escalar-negocio-digital-500

¿ESTÁS ESTANCADA Y NECESITAS DAR UN IMPULSO A TU NEGOCIO? 

Descarga esta AUDIOGUÍA GRATUITA y descubre las 7 CLAVES DEFINITIVAS que te permitiran ESCALAR TU NEGOCIO en el medio digital, mejorar tus resultados y vivir muy bien de tu conocimiento.