El éxito o el fracaso en cualquier cosa que nos propongamos en la vida depende de numerosos factores.

Ya estemos hablando de metas personales o profesionales, el resultado de lo que consigamos va a llegar como consecuencia de determinadas conductas por nuestra parte.

Partimos de la base de que todos somos los responsables absolutos de nuestra vida.

Sí.

El entorno, el azar o ciertas circunstancias pueden favorecer más o menos que cumplamos lo que nos proponemos, pero no son el factor principal para conseguirlo.

El factor principal somos nosotros mismos. Somos nosotros quienes nos limitamos, quienes no conseguimos tener una actitud adecuada, y en la mayoría de los casos, quienes practicamos un autosabotaje implacable hacia nosotros mismos que hace que permanezcamos instalados en un dañino círculo vicioso.

La falta de compromiso o la falta de perseverancia son algunos de los factores importantes a tener en cuenta, pero indiscutiblemente los pensamientos que pasan por nuestra mente y el lenguaje que utilizamos para dirigirnos hacia nosotros mismos pueden causar estragos e impedir que alcancemos el éxito deseado, frustrando todos nuestros sueños y nuestros deseos.

Teniendo en cuenta esto, hoy te traigo 31 expresiones que es posible que te digas habitualmente y que, hábilmente, racionalizas y justificas con el objetivo de autoconvencerte de que esa es la mejor opción posible, y como consecuencia te llevan a abandonar.

 

31 Expresiones que sabotean tus resultados y que debes evitar a toda costa:

  1. Ya lo haré mañana.
  2. No corre prisa.
  3. No sé hacerlo bien.
  4. Seguro que me equivoco.
  5. Van a pensar que soy un inútil.
  6. A quién le interesa lo que hago.
  7. No sé lo suficiente.
  8. No puedo ayudar a nadie.
  9. Siempre he fracasado en todo.
  10. Soy extremadamente torpe.
  11. Me equivoco constantemente.
  12. No quiero que mi familia sufra por mí.
  13. Debo esperar a ser experto.
  14. Sólo los enchufados triunfan.
  15. Sin dinero es imposible triunfar.
  16. Ahora mismo esto no es una prioridad.
  17. Todo se me da mal.
  18. Los sueños nunca se cumplen.
  19. Estoy muy cansado.
  20. Me da pereza.
  21. Ya lo sé todo.
  22. De qué me ha servido estudiar tanto.
  23. No quiero hacer daño a mis amigos.
  24. Va a salir mal.
  25. Es imposible que lo consiga.
  26. Es demasiado difícil para mí.
  27. No quiero que me engañen.
  28. No hay nadie que pueda ayudarme.
  29. Ya soy mayor para esto.
  30. No quiero sufrir más.
  31. No me lo merezco.

Ésta es sólo una pequeña lista de las expresiones que te están perjudicando, pero si te paras más a menudo y prestas atención a tus palabras y a tus pensamientos, es posible que te surjan muchas más.

Combatir esta lucha interna debería ser una de nuestras prioridades, así como el punto donde enfocar nuestra atención. Es importante tomar conciencia de lo que somos y de nuestras capacidades.

Todos tenemos un enorme poder para conseguir lo que nos propongamos, ya sea aprobar una formación, escribir un libro o emprender el negocio de nuestros sueños.

Por eso es necesario profundizar en nuestro autoconocimiento y aprender a controlar nuestras emociones sin que sean ellas las que nos controlen a nosotros, dejando de lado las excusas y el victimismo y apoyándonos en nuestras fortalezas.

31 Expresiones que sabotean tu éxito y que debes evitar

 

¡Ahora es tu turno!

¿Reconoces en ti alguna de estas expresiones? ¿Qué otras expresiones eres consciente de haber utilizado que te hayan paralizado y te han impedido progresar?

Déjame tu comentario en la zona de comentarios y dime qué te ha parecido el artículo.

Si te ha gustado, compártelo con tus amigos y conocidos en las redes sociales. Con este sencillo gesto puedes ayudar a muchas personas.

¡Tienes los botones para compartir más abajo!